El proceso de adaptación a la guardería ya ha terminado. Y aunque hayáis pasado momentos duros, vuestro hijo y vosotros os habéis adaptado a la nueva rutina.  Sin embargo, no todos los casos son iguales. Hay ciertos niños que necesitan un periodo de adaptación más largo. Mientras que otros, lo superaron en los dos primeros días.

Proceso de adaptación

Diseño: La Factoría Creativa ©

En Escuela Infantil Institución Miramar comprendemos que cada niño es un mundo. Y por ello el trato debe ser individualizado. Así, te comentamos las recaídas más comunes de los peques, sus causas, y qué es lo que puedes hacer tú para alcanzar el bienestar mutuo.

Recaídas en la adaptación a la guardería

Nuestro gabinete psicopedagógico en Málaga cuenta con gran experiencia en la evaluación del desarrollo social y cognitivo de los niños. Este servicio se ofrece tanto a tu hijo que se adaptó a la guardería rápidamente como al que tardó algo más, para ello te ponemos ejemplos de los comportamientos más comunes que hemos experimentado como educadores:

  1. Vuelve a resignarse a ir a la guardería. Es normal que tras unos días de descanso (como una enfermedad o unas vacaciones) el niño pierda el hábito a una rutina fijada. Debemos de recordarle las vivencias positivas por las que ha pasado para animarlo a cambiar de actitud.
  2. Siempre se siente malito. Es normal que padezcan un resfriado de vez en cuando. Pero si percibes que todo son excusas, tienes que actuar al respecto. Dale el cariño y la seguridad que necesita, esto le hará superar la mala racha.
  3. Peleas continuas. Si tu hijo no está acostumbrado a la socialización, quizás tenga discusiones con otros chicos. Hay que ponerle límites. Enséñale lo que está bien y está mal. Potenciando comportamientos amigables y cariñosos ante los agresivos.
¿Qué más puedes hacer por tu parte?

En nuestro centro de educación infantil en Málaga realizamos diversas actividades para que los peques se sientan tan bien como en casa. Les animamos a jugar y convivir con otros niños, a adquirir hábitos de alimentación saludables,  y a potenciar el aprendizaje y el desarrollo del lenguaje. Pero no todo está en manos de nuestros especialistas en educación infantil. Los padres también tienen un rol muy importante que jugar:

  1. Implicación con la guardería. El niño se sentirá más cómodo si sus padres participan en algunas de sus actividades. Asimismo, se fomentará la relación con nuestro equipo de educadores infantiles. Favoreciéndose un mejor control de su desarrollo y la posible detección de problemas.
  2. Perpetuación de los conocimientos. Debes estar atento a su aprendizaje y progresos. Refuerza el aprendizaje que se trabaja en el centro desde el hogar. De este modo el niño se sentirá más seguro e involucrado.
  3. Actividades independientes. Los niños también necesitan desconectar. Y vivir experiencias independientes a las actuales. Ir al parque, visitar un zoo o encontrarse con sus familiares son actividades recomendables. No olvides potenciar la parte lúdica.

En Escuela Infantil Institución Miramar nos gusta pensar que somos una segunda casa para tu hijo. Y queremos que te sientas relajado cada vez que te marchas a trabajar. Si sigues nervioso porque no se adapta o ha recaído, no te agobies. Todo lleva su tiempo. Y no hay mejor lugar para verlo evolucionar que en nuestro centro infantil en Málaga.


Autor: Institución Miramar

Edición y diseño: La Factoría Creativa

Proceso de adaptación. ¡Prueba superada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *