El desayuno, sin lugar a duda, es la comida más importante del día, principalmente para los pequeños que ya están escolarizados, ya que el desayuno les aportará la energía necesaria para afrontar la jornada lectiva.

el desayuno

Diseño: La Factoría Creativa ©

¿Qué puedo prepararle para que realicen un buen desayuno?

La recomendación de los expertos en nutrición para realizar un buen desayuno, parte de que su preparación contenga leche, frutas, cereales, aceite de oliva y jamón o huevo.

Con esta combinación se consigue reunir todos los nutrientes esenciales para un niño, ya que el desayuno debe aportar al menos el 25% de la energía total que se consumirá a lo largo de todo el día.

El hecho de que los niños acudan a los centros de educación infantil o colegios sin haber desayunado, conlleva directamente a un menor rendimiento, pero la clave de la cuestión es cuando las madres y padres se plantean, “¿Qué le doy a mi hijo?” o “Nunca quiere desayunar”

¿Qué debe desayunar mi hijo?

Los niños, al igual que los adultos, tienen preferencias alimenticias distintas, por eso es tan importante que desde pequeños adquieran hábitos de alimentación sana y equilibrada.

Desde Institución Miramar insistimos en la importancia de que los niños se familiaricen con todo tipo de alimentos, sabores y texturas; por eso periódicamente en nuestro centro de educación infantil realizamos diferentes talleres de alimentación dónde, además de aprender, se divierten y experimentan de una forma muy práctica y dinámica.

A medida que los pequeños van creciendo, los especialistas en pediatría y nutrición recomendarán cómo y cuándo es aconsejable ir introduciendo los diferentes alimentos.

Desde nuestra escuela infantil en Málaga, os aportamos algunos consejos sobre lo que debe desayunar tu pequeño en función de su edad, siempre bajo supervisión de un especialista:

  • Hasta los 6 meses.

A esta edad tan temprana, es suficiente que tu bebé desayune leche, a la que se le puede ir introduciendo cereales en polvo siempre con la cantidad indicada por el pediatra o especialista en alimentación infantil.

Este desayuno además de alimentarlo, lo saciará durante algunas horas hasta su siguiente toma.

  • De 6 a 12 meses.

Además de la leche con cereales, un zumo de frutas naturales como el de naranja, aportará a tu pequeño la dosis necesaria de vitaminas y energía.

A partir de los 8 o 9 meses puedes complementar el desayuno de tu pequeño con un yogur o introducirlo como alternativa a la leche.

En cualquiera de los casos, ya elijas la leche o el yogur, lo ideal sería acompañarlo de cereales e incluso mezclarlo con pequeños trozos de fruta natural.

  • A partir del año.

A medida que tu pequeño va creciendo y se hace mayor, se puede ir incluyendo en su desayuno pequeñas cantidades de aceite, acompañada de pan y algo de jamón cocido o pavo.

A esta edad y en adelante, es recomendable que el desayuno esté formado al menos por tres de los cinco grupos básicos de alimentación como son los lácteos, los cereales y la fruta.

Desde nuestro centro infantil en Málaga, somos conscientes que hay niños a los que les cuesta más adquirir este hábito tan necesario y saludable, pero lo cierto es que cuando consigues que tu pequeño desayune cada día antes de salir de casa, podrás contar con la tranquilidad de que disfrutará de una jornada lectiva más llevadera.


Autor: Institución Miramar

Edición y diseño: La Factoría Creativa

El desayuno ideal para los más pequeños de la casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *